¿Qué cambios ha traido el nuevo programa de Consumo Europeo?

| 2015/01/23 | 0 Comentarios

Desde el pasado mes de junio de 2014 se encuentra ya en vigor la normativa comunitaria sobre consumo que viene a implantarse para mejorar la protección del consumidor. Se trata de un conjunto de medidas y normas que tratan de adaptarse a la nueva realidad del consumo incluyendo por supuesto las compras a través de internet. Veamos, seis meses después de su implatación que cambios ha traído este plan

Como veremos a continuación dentro de los cambios que esta nueva normativa proveerá encontramos un refuerzo notable para el consumidor, reflejado en cuestiones como el de la eliminación de los recargos por los pagos con tarjeta de crédito o las ampliaciones de los plazos de devolución entre otras cuestiones.

 

e-commerce

Beneficios para el usuario

Realmente bien aplicada esta normativa mejora en mucho la defensa del consumidor ante las compras, no sólo porque incorpora nuevos elementos de protección sino porque mejora muchos de los que ya existían.

Éstos serían algunos de los elementos clave de la nueva normativa de consumo en europa:

  • Ampliación del plazo de devolución de compras, en la actualidad y a pesar de que algunos comercios ofrecían más, el plazo legal estaba establecido en siete días, a partir de ahora aumentar a 14 días.
  • Eliminación del recargo por pago con tarjeta de crédito o cualquier medio de abono, estos recargos ya no son reconocidos y aceptados por la nueva normativa y por tanto no podrán ser aplicados.
  • Ampliación del plazo de reembolso hasta los 14 días a partir de la fecha de desistimiento, en este plazo se incluyen los plazos de entrega. Comienza a contar desde la recepción por parte del consumidor de los artículos e incluye la devolución de los gastos de entrega.
  • Mejora las herramientas de control de transparencia de los precios, tanto en el comercio a offline como online, el usuario deberá ser informado de manera clara tanto del coste final de su producto adquirido como de cualquier gasto adicional que pudiera surgir, por ejemplo, en el caso de la compra por Internet, no deberá asumir el comprador ningún gasto del que no haya sido informado durante el proceso de compra.
  • Se penalizarán las malas prácticas en lo que a información de productos se refiere. Como ejemplo, una mala información sobre el derecho de desistimiento puede transformarse en una ampliación del mismo para un plazo de hasta un año a favor del usuario.
  • Quedan prohibidas las compras a través de las casillas por defecto que aparecen en aplicaciones en internet y que podían significar la compra de productos sin desearlo o de manera impuesta.

Categoría: comercio electronico

Deja un comentario


Logo FinancialRed