Publicidad

Cómo se financian las empresa jóvenes en EEUU

Se suele asociar la recuperación económica con la recuperación de la financiación para las empresas no sólo desde el punto de vista del crédito, ya que sobre el papel también el inversor privado se vuelve más dispuesto a la inversión cuando se reduce la incertidumbre económica y crecen los ingresos. Sin embargo, incluso en un contexto económico bueno las pequeñas empresas jóvenes tienen mayores dificultades para financiarse.

A pesar de las notables diferencias en el tejido empresarial entre nuestro país y Estados Unidos, desde el punto de vista del joven emprendedor merece la pena echar un vistazo a la experiencia de este país ya que nos lleva delantera al menos el espacio temporal, pero además, porque nos va a ayudar a crear una imagen más clara de los modelos de financiación que las jóvenes empresas utilizan en Estados Unidos.

financiar negocios

La dificultad del acceso a la financiación

Es una dificultad común, no sólo se le encuentra el joven empresario estadounidense, y realmente existen dos motivos básicos muy relacionados entre sí:

  • A la hora de la inversión o la financiación el balance comercial pasado siempre resulta muy importante para evaluar la solvencia, obviamente este balance no existe en las nuevas empresas lo cual es un elemento en su contra.
  • Por otro lado la apuesta por una empresa joven no consolidada conlleva un riesgo mucho más elevado que la financiación a un proyecto consolidado. En Estados Unidos se viene a dar por buena la cifra que dice que el 50% de las empresas jóvenes no progresará más allá de su quinto año de vida, esto obviamente establece un panorama en el que el análisis crediticio de un préstamo puede perfectamente echar para atrás al prestamista o inversor.

Difícil si imposible no

Sin embargo, estas dificultades que hemos repasado y que teóricamente deben hacer prácticamente imposible la financiación para las pequeñas empresas jóvenes, no reflejan la realidad del todo, ya que, la diferencia entre las jóvenes empresas que consiguen financiación (aproximadamente un 50%) y las pequeñas empresas maduras que también la consiguen (un 74% ) como vemos no es tan elevada como podría parecer en primera instancia.

Por supuesto lo anterior nos lleva a dos preguntas muy claras:

  • ¿Qué tipos de fuentes de financiación usan las empresas jóvenes?
  • ¿Cómo están cambiando las opciones de financiación disponibles?

Ambas cuestiones se responden bien con los gráficos de un estudio realizado en este sentido por Atlanta Feed Small Business Survey.

financiación jovenes empresas

 

FINANCIACION EMPRESAS MADURAS

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *