Publicidad

Un emprendedor con ideas

¿Cuál es la diferencia entre un tipo que tiene una idea y un emprendedor con una idea? Ángel nos hace una buena descripción de la diferencia en este post donde analiza los dos tipos de comportamiento e indica cuatro rasgos que permiten distinguir entre unos y otros. Y es que ideas hay muchas, a todos se nos ocurren a diario. Pero un emprendedor es aquel que se arremanga para intentar desarrollar esa idea y transformarla en un planteamiento de negocio razonable, bajando el concepto desde el “mundo de las ideas” a las realidades medianamente tangibles.

Y para Ángel, esos son los cuatro comportamientos que ayudan a que las ideas se transformen en algo más detallado:

  • Una trayectoria: la capacidad de analizar, relacionar y extrapolar experiencias pasadas (tanto éxitos como fracasos) ayuda a dar concreción a las “simples ideas” y a incrementar las posibilidades de que se transforme en una realidad solvente.
  • Un trabajo: para que las ideas se concreten, hay que trabajarlas. Eso significa investigar, documentarse, intercambiar opiniones… las ideas no se transforman en negocios por sí mismas.
  • Un conocimiento: la traslación de una idea en negocio es mucho más factible si quien la desarrolla tiene un conocimiento especializado del ámbito al que pertenece esa idea, ya que será mayor su capacidad de profundizar y de dotar de mayores niveles de detalle.
  • Una perseverancia: Zamora no se hizo en una hora, y las ideas no se transforman en exitosos negocios de un día para otro. Detrás de cualquier éxito hay mucha constancia, muchos sinsabores, muchos errores que hay que corregir… los amigos del éxito fácil difícilmente podrán transformar una idea en negocio.
Publicidad

2 responses to “Un emprendedor con ideas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *