Publicidad

Todo lo que necesitas para abrir una franquicia de Papeleria

Hoy en día el espíritu emprendedor parece que está muy presente en la sociedad. Sin embargo, es cierto que no todas las personas tienen una gran idea que quieran poner en marcha. Por eso, para estos casos, las franquicias suponen una buena salida, desde cafeterías hasta franquicias de papelería.

Abrir una franquicia supone un menor riesgo que emprender un negocio propio y es por ello por lo que muchas personas prefieren tomar las ventajas que esto les da sin renunciar a dirigir su propio establecimiento o tienda.

El menor riesgo del que se habla se debe a que el modelo de negocio ya está  más que testado en las ciudades y no hace falta más que ver cómo triunfan otros sitios de la misma marca para saber que la mitad del camino ya está hecho, aunque puede variar dependiendo del emplazamiento (servicios que existen alrededor, ubicación respecto al resto de la ciudad, etc.) y del trato al cliente.

Como se ha dicho anteriormente, desde cafeterías hasta de papelería, pasando por tiendas de ropa son algunas de las líneas de negocio en el mundo de las franquicias.

Aunque los centros comerciales o las tiendas de conveniencia venden cada vez más cosas, el grado de especialización de una papelería y todo el material que se puede encontrar en ellas no es comparable, sobre todo cuando se trata de grandes marcas que, además de tener las tiendas a pie de calle, distribuyen a colegios y centros educativos y a empresas  y oficinas de modo que ya, por volumen, compensa.

Se calcula que toda la población puede ser susceptible de comprar en una papelería, desde un boli bic hasta un libro, una moleskine o un pack de pegatinas. Además, existen también algunos picos en el año como la vuelta al cole, – donde las papelerías suelen hacer el agosto encargando también los libros de texto – o el día del padre o mayo, con las comuniones.

Un modelo testado, una campaña de marketing ya realizada y una pequeña inversión.  El tipo de franquicia que presentan marcas como Hiperoffice es tan conveniente que, incluso, durante la crisis en la que todo parecía ralentizarse, las franquicias de esta marca siguieron creciendo.

En este sentido, esto se debe a que se decidió apostar por el concepto de low cost sin marcar ninguna pauta de tamaño para los que deseaban abrir franquicias. En este sentido, con solo 18.000 euros ya se puede montar una papelería en una tienda de cerca 60 m2, con beneficios que pueden variar dependiendo del tipo de producto que se venda más.

La marca original, además, es la encargada de reducir los costes operacionales generando también economías de escala, por lo que se encarga de conseguir importantes descuentos para todos los franquiciados a lo que les ofrece un listado de más de 20.000 referencias con grandes marcas que no se encuentran en las tiendas de conveniencia.

Igualmente, como se ha indicado anteriormente, unifica también las campañas de marketing y promoción lo que aligera también el trabajo a realizar de quien acaba de poner su tienda, ayudándoles a captar clientes.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *