Publicidad

Solo no puedes… con amigos sí


Los que tengan una “cierta edad” recordarán esta frase del mítico programa infantil Barrio Sésamo (tremendo patinazo por mi parte, la frase se asocia al no menos mítico “La Bola de Cristal”)

Solo no puedes… ¡con amigos sí!” venía a poner sobre la mesa las dificultades que encuentra uno cuando intenta hacer las cosas por sí mismo, y lo sencillo que se volvía todo cuando contaba con ayuda.

Algo así nos cuenta Franck Scipion, cómo la incorporación de su compañero Fabrice a su proyecto le ha permitido hacer las cosas mejor:

Intercambiar ideas con alguien, mejorando la propuesta de valor de 55thinking.

Hacer verificar los entregables cliente por alguien antes de la entrega, y esto siempre genera más valor/calidad para el cliente.

Dedicarme a tareas de venta, cosa casi imposible siendo una sola persona en un proyecto.

Recibir el apoyo de alguien en los momentos dificiles, donde las dudas te atacan.”

Aunque no todo son ventajas, puesto que como el mismo Franck reconoce, también se ha visto obligado a:

Acordar de la estrategia a seguir entre los dos.

Definir roles y responsabilidades y repartirlos. En este caso, teniamos una complementaridad perfecta, lo que nos simplifico bastante la tarea.

Transparencia en la gestión financiera de la empresa.”

El crecimiento puede ser visto por el micro-emprendedor como algo complejo, caro, difícil… sin embargo, las capacidades adicionales (tanto en términos cuantitativos como cualitativos) que puede aportar alguien más hacen que sea algo a considerar más pronto que tarde.

Como dice Franck Scipion, “llego a la conclusión de que para una micro-empresa 1+1=3

>> 55Thinking es un blog de la red eStartap

Publicidad

One response to “Solo no puedes… con amigos sí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *