Publicidad

Sistemas de seguridad para comercios

Instalar un sistema de alarma puede ser la mejor inversión para tu negocio. Hay muchas alarmas para comercios en el mercado, pero elegir la adecuada, la que dé seguridad a tu empresa, puede ser clave para evitar sufrir un robo que suponga un contratiempo para tu negocio. Para determinar cuál es la alarma que mejor se adapta a tus requerimientos, es necesario fijarse en algunas de sus características.

Los cuatro elementos básicos de una alarma son el sistema anti-intrusión, el sistema anti-manipulación, el sistema anti-inhibición y el sistema anti-sabotaje. El sistema anti-intrusión es la característica elemental: la alarma debe detectar al ladrón por medio de un sistema de sensores. Por eso, es importante incorporar que la alarma disponga de un sensor con vídeo de alta calidad, que permita la identificación y que facilite un control vía app y web, que te permita comprobar qué está pasando al instante. Algunas cámaras disponen de una tecnología que se activa cuando hay movimiento o se registra un aumento de la temperatura. También es importante que cuenten con visión nocturna, puesto que sólo de esa forma tu negocio estará protegido las 24 horas.

El sistema anti-inhibición es un mecanismo de detección de señales de interferencia. Hoy en día, los ladrones pueden disponer de inhibidores que permiten bloquear una señal de alarma. Con este sistema se impide que los cacos desactiven tu alarma.

El sistema anti-manipulación está integrado por unos terminales que hacen saltar la alarma y avisan a la central, en el caso de que alguien que no tenga autorización intente manipular el panel de control o los sensores.

Por último, el sistema anti-sabotaje detecta la manipulación física de tu alarma, de modo que se activa en el caso de que los ladrones intenten cortar el suministro eléctrico o el cable de teléfono para desactivar la alarma.

A la hora de elegir una empresa de seguridad, hay algunas que ofrecen servicio las 24 horas del día, los 365 días del año. Esto significa que siempre estás conectado a la central de alarmas, y que siempre hay alguien al otro lado. Es importante que esta vía de comunicación esté asegurada con doble vía: es decir, vía GPRS y a través de IP, lo que garantiza que aunque una falle seguirás teniendo conexión.

Es muy conveniente que la empresa con la que hayas contratado el sistema de alarmas decida correctamente qué hacer cuando se detecta una intrusión en tu local. Para ello, es necesario que esa empresa cuente con un sistema de verificación a través de imagen, de modo que dé aviso a la Policía siempre que sea necesario.

Por último, hay una serie de características que pueden suponer un plus para la seguridad de tu negocio. Por ejemplo, disponer de una placa de una empresa líder en seguridad puede contribuir a disuadir a los ladrones de entrar en tu local. Puede ser muy útil tener a mano un pulsador de atraco, que permita dar aviso de forma inmediata, y activar una alarma silenciosa, que pondrá en alerta a la central sin emitir sonido en tu local.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *