Publicidad

La opción de la franquicia

Hemos citado en varias ocasiones el hecho de que durante los últimos años, y aun en un periodo de crisis galopante en el que se hacía muy cuesta arriba el lanzamiento de nuevos proyectos de negocio las franquicias no han dejado de crecer en mayor o menor porcentaje. Efectivamente la franquicia es una opción que muchos emprendedores tienen en cuenta como modelo de salto al mercado. Pero, ¿realmente aporta más ventajas que inconvenientes?

En cualquier caso, siempre que se plantea este tipo de pregunta, se debe tener en cuenta que la respuesta es poco objetiva ya que no van a tener nunca la misma perspectiva personal que cada emprendedor puede tener. Esto significa que, efectivamente, es muy difícil realizar una aproximación media que satisfaga en general a todos los perfiles, ya que la percepción de lo que la franquicia puede aportar por no varía mucho en función de cada emprendedor. Por ejemplo para unos será muy importante el hecho de la formación continua que algunas franquicias ofrecen, mientras que para otros esto es irrelevante.

competidores

 

En general las cuestiones que se perciben como positivas por el emprendedor a la hora de acercarse a una franquicia como proyecto de negocio tienen más que ver con los resultados y el posible miedo al fracaso de ideas personales que con otra cosa, sin embargo, obviamente esto es legítimo, si se ha demostrado que una empresa o un proyecto empresarial funciona y se nos ofrece una delegación una extensión de ese negocio que funciona y que puede llevarnos al éxito tan legítimo es como tratar de explotar una idea propia.

La mayoría de franquicias de éxito nos ofrecen precisamente este potencial, una imagen global de marca que para el entrenador solitario es muy difícil obtener, la garantía teórica del apoyo de una red de la que se forma parte y que es capaz de generar fuerza para pelear por la cuota de mercado mucho más que en solitario, y todas las herramientas desarrolladas por la franquicia para obtener el éxito, algo que el emprendedor ya no tendrá que hacer porque dichas herramientas existen.

A lo anterior el que sumar otras cuestiones como los procesos de formación, la formación del apoyo continuo, etc. que se encuentran en la base de las mejores propuestas de franquicia.

Visto esto puede parecer que efectivamente estamos ante una opción muy atractiva, entonces por qué no es masivo ese trasvase de emprendedores a la franquicia: porque no todo son ventajas.

En general los costes de las franquicias se han reducido bastante en los últimos años, sin embargo el acceso a las franquicias de éxito resulta en ocasiones incluso bastante más elevado en coste que el lanzamiento de una idea propia, esto ya puede retrotraer a algunos emprendedores que incluso a menor precio se plantean más la opción de sus propias ideas de negocio. En general la franquicia deja poco lugar a la creatividad en lo relativo al negocio, puede ser que deje margen de maniobra en aspectos como la comunicación comercial en el entorno directo etcétera, pero lo que se refiere a producto, dirección de producto, formulación e innovación, etc. el emprendedor poco o nada va a poder aportar, esto para los emprendedores con mayor nivel de iniciativa y ganas de innovar obviamente no resulta atractivo.

Por último los beneficios de un gran grupo o de un gran conglomerado pueden llegar a ser también sus defectos, el hecho de aprovechar el impulso de una ola comercial que una franquicia nos pueda proponer, en caso de que está franquicia en algún momento pinche, nos va a arrastrar necesariamente en la misma dirección, esto independientemente de que nosotros hayamos podido hacer de manera correcta nuestro trabajo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *