Publicidad

Qué son los acuerdos de confidencialidad ¿Necesita uno tu empresa?

Se trata de una herramienta de protección tal vez no tan conocida como debiera ser. Los acuerdos de confidencialidad, tal y como vemos a continuación, pueden ser instrumentos realmente útiles durante las fases de lanzamiento y afianzamiento de un proyecto empresarial; realmente durante toda su vida.

En un momento como el actual en el que las estartaps pretenden tanto de cuestiones como la tecnología, y en el que, los canales de información son tan abundantes y no siempre controlables, la protección de la información sensible resulta en muchas ocasiones básica. Ahí entran en juego los acuerdos de confidencialidad.

Acuerdo de confidencialidad

¿Qué son los acuerdos de confidencialidad?

Como su propio nombre indica se trata de acuerdos entre partes en los que, una parte que representa en este caso la empresa, solicita de la otra parte la reserva absoluta sobre determinada información a la que va a tener acceso, en este caso en el desempeño de sus labores profesionales. Generalmente en estos acuerdos se hace mención expresa al uso de dicha información en un ámbito determinado, habitualmente el ámbito del trabajo, quedando expresamente prohibido su uso fuera de este ámbito y estableciendo penalizaciones en caso de incumplimiento.

Lo que se pretende es obvio; proteger información que se considere valiosa y cuyo uso por parte de terceros pudiera acarrear algún tipo de problema al desarrollo de nuestras actividades empresariales; seguro que ahora mismo más de un lector encuentra al  menos un área de su pyme que desearía proteger con esta herramienta.

Tenemos por tanto un modelo simple de protección, realmente asequible ya que existen gran número de contratos de confidencialidad en plantillas ya creadas, y si no, no resulta complejo en absoluto su elaboración y firma. Sin embargo aplicado a las empresas emprendedoras puede tener tanto un buen resultado el nivel de protección, como un exceso de celo que puede devenir en un mal ambiente de trabajo.

¿Necesita mi empresa un acuerdo de confidencialidad?

Probablemente la mayor parte de pymes pueden tener aspectos susceptibles de ser recogidos en un acuerdo de confidencialidad. Sin embargo, al tratarse de una herramienta de tan simple aplicación y que depende sólo de las voluntades y firmas de dos partes, algo que a priori no resulta complicado, se corre un riesgo de sobreprotección generalizada de los aspectos más peregrinos del desarrollo de la empresa. Esto no sólo no es positivo, sino que incluso puede acarrear a la larga tensiones internas relacionadas con el desarrollo de las ideas iniciales recogidas en el acuerdo, y sus derivaciones, lo que puede devenir en una suerte de esquizofrenia de creación y revisión de los acuerdos de confidencialidad algo poco recomendable sobre todo en las pequeñas y medianas empresas.…

Realmente debiéramos hacer un análisis de lo que es importante proteger, si es que tenemos algo que realmente debamos proteger. Se tiene la tendencia a pensar que la protección en la idea es básica, esto puede ser cierto si la idea tiene un valor diferencial tan importante que en sí misma supone un bien, no es desde luego lo más habitual.

Resulta sin duda mucho más práctica y efectiva la protección de cuestiones vitales relacionadas con el desarrollo de la actividad empresarial; por ejemplo, datos que permitirían a un rival acceder a una cuenta comercial, datos de desarrollo de una implementación determinada que puede marcar una diferencia entre nosotros y nuestros competidores, es decir, aspectos concretos, útiles y sencillos de delimitar.

imagen Nemo pìxabay.com

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *