Publicidad

Problemas de financiaci

Dinero

En el Blog llamado Desencadenado hay una propuesta para apaliar la crisis que consta con 10 consejos útiles para prever y matizar los problemas financieros que tan habitualmente ahogan las iniciativas empresariales.

Los consejos son:

Realizar una planificación financiera: ¿Cuánto se va a ganar? ¿Cuánto vas a gastar? ¿Cuándo vas a cobrar y cuándo vas a pagar? Saber con anticipación las respuestas es importante porque ayuda a armar un presupuesto y poder planificar de donde obtener el dinero para abonar deudas. Esto también ayuda a que sean menos los sustos que se deberán afrontar.

Calcular la cantidad de dinero que se necesita para comenzar: Hay que tener en cuenta que las nuevas empresas tardan en empezar a facturar, un poco más en cobrar y mucha más en ganar. Pero, muy a pesar de los emprendedores, los gastos están ahí desde el inicio de las actividades. Por eso, es que hay que asumir que durante las primeras semanas o meses el saldo será negativo.

Ahorrar en oficina: Teniendo en cuenta que durante los primeros meses el saldo será negativo, es importante evitar gastos superfluos. Cuanto menos gastos innecesarios se asuman, más desahogado se estará y menos pagos se deberán afrontar.

Ahorrar en todo lo que no afecte directamente a las ventas: La explicación es la misma que en el punto anterior.

No ponerse un sueldo: Como bien ya veníamos diciendo, los primeros meses no generan ganancia, se está en saldo negativo, por lo cual sacar dinero del bolsillo de la empresa para meterlo en el propio es un viaje sin sentido, ya que inmediatamente después tocará sacarlo del propio para reinvertir en la empresa. En este cambio, siempre se sale perdiendo. Por lo cual, hasta no generar ganancias es conveniente no sacar un sueldo.

Protegerse de los descubiertos: Buscar una entidad financiera capaz de cubrir las necesidades financieras y los desfases entre los cobros y los pagos. A pesar de ser un coste añadido, también sirve como red de seguridad imprescindible.

No contar con los pagos a cobrar: Muchas veces los ingresos de los pagos a percibir llegan de forma demorada, o puede que no lleguen, es importante lograr cubrir los saldos sin contar con dicho ingreso para evitar inconvenientes.

No contar con subvenciones: Las subvenciones requieren tiempo, papeleo y otros trámites administrativos burocráticos, por lo que se acepta contar con el riesgo de que no la concedan y, en el caso que si las den, podrían ser cobradas tardes o mal.

No aceptar dinero de cualquiera: al principio hace falta dinero, y lo buscamos donde haga falta. Pero pedir dinero a alguien tiene sus implicaciones, tanto legales como personales. Y ya se sabe que con dinero de por medio, todo puede complicarse más de la cuenta.

Preparate para lo peor: la realidad es así de cruda; muchas empresas se van al garete por problemas financieros. Y cabe la posibilidad de que, a pesar de todos los esfuerzos realizados, a la nuestra le pase lo mismo. No puede ser el fin del mundo.

Publicidad

2 responses to “Problemas de financiaci

  1. Estoy de acuerdo con Maxx en lo de ponerse un sueldo aunque no se cobre. Al final si las cosas funcionan ya lo cobrarás y la empresa lo agradecerá cuando te pongas a calcular el impuesto de sociedades.
    Por lo demás me parece que has dado en el clavo.

  2. Sobre lo de no ponerse sueldo ¿evitaría tener que desembolsar los impuestos de autónomo? No estaría mal una continuación de “Problemas de financiación” enfocado en los impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *