Preparar una empresa para la venta

| 2015/04/08 | 0 Comentarios

Estamos habituado a contemplar en la prensa operaciones de compra venta de empresas de miles de millones de euros, muy lejanas desde luego para el quehacer cotidiano de las startups, pero que, sin embargo, nos recuerda que efectivamente los procesos de compra venta de las empresas y negocios son una parte más del mundo empresarial, y, como tal es algo que debiéramos tener presente y previsto, máxime si efectivamente estamos decididos a vender nuestro negocio o empresa.

En la de venta de un negocio o empresa, sea de manera decidida o sea de manera más o menos forzada, siempre  intervienen elementos que rozan lo ajeno al mundo empresarial y se acercan más a lo personal. Esto es especialmente cierto cuando más pequeña sea la pyme y cuanta más relación haya entre su creación y desarrollo y el CEO encargado de llevar a cabo su venta… este será sólo uno de los problemas por los que habrá que pasar si se quiere hacer una venta lo más ajustada posible a los intereses del que vende. Repasaremos a continuación algunos pasos preparatorios al proceso de venta del negocio teniendo en cuenta además los posibles contratiempos.

Preparar una empresa para la venta

Debe quedar claro que cada modelo de venta responde a un modelo de gestión del proceso, esto implica que si lo que nos espolea a la venta es una necesidad urgente basada en los problemas económicos de la propia empresa obviamente no vamos a tener una posición muy positiva como punto de partida, sin embargo, y aun así, estos pasos siempre debieran ser tenidos en cuenta, en algunos casos para obtener mayores beneficios en una operación  que ya se considera positiva y en otros mejorar las ventas forzadas o que parten de posicione negociadoras no muy positivas.

1 – Sigue delegando

Precisamente el proceso que se abre ante el responsable de la venta del negocio es lo suficientemente duro como para que necesite ayuda. Es más, si hasta este momento no se ha contado con ayuda directa en forma de, por ejemplo, un segundo de abordo, este es un buen momento para ello.

2 – Necesitas asesoría corporativa

Tanto si el proceso de venta se ha lanzado por iniciativa de la propia empresa como si responde a una solicitud directa en la tercera empresa, se hace necesario el asesoramiento de especialistas en este segmento. Buscar a los mejores asesores corporativos asequibles en nuestro entorno es una buena idea, puedes comprobar sus operaciones recientes, y, valorar si se ajustan a lo que tú buscas.

3 – También necesitas asesoría legal

Te guste más o menos también vas a pasar bastante tiempo necesitando asesoría legal, ésta puede ir unida a la anterior o no. En cualquier caso también aquí merece la pena buscar quienes nos proporcionan seguridad plena sobre sus capacidades, ya que vamos a necesitar de ellas.

4 – Cuentas Limpias

En este proceso que vas a tener que ver la cara con los asesores fiscales y auditores más que nunca. El objetivo es resolver todas las cuestiones tributarias o cuentas pendientes ya que obligatoriamente vas a tener que mostrar una empresa limpia, bien organizada y con las cuentas al día. Evitar sorpresas en este aspecto que resultan más comunes de lo que te puedes imaginar.

5 – Maneja bien la información

Esto es importante en todos los tipos de empresa, pero, fundamentalmente en aquellas en las que hay trabajadores contratados. Debes manejar la información de manera eficaz, es obvio que hay datos internos que no tienes por qué participar al conjunto de los trabajadores, pero sin embargo debe recordar que habitualmente vas a tener también que negociar sobre el futuro de ellos, por lo que no debes mantenerlos sin información; al contrario, hazles partícipes de la evolución de la negociación y recoge sus impresiones al respecto.

6 – Previsiones realistas

No necesitas deslumbrar al posible comprador, o, desde luego no debes hacerlo a partir de falsas proyecciones y previsiones o desde la revisión del límite del negocio; deja ver el posible  margen de mejora existente, pero sobre todo no huyas de plantear los riesgos a la par de las virtudes del negocio que estás vendiendo.

7 – Maneja todos los datos

En este proceso vas a condensar toda la información de la trayectoria de la empresa, esto significa que necesitas utilizar todos los datos, ser capaz de obtenerlos de manera rápida y sobre todo mantenerlos disponibles ante posibles consultas. Un buen manejo de datos es capaz de proporcionar respuestas pro activas a muchas preguntas del posible comprador.

8 – Solo tienes una presentación

Con cada posible comprador sólo tienes una presentación, debe recordar que esta es la ocasión en la que críticas al posible comprador a que se le ha atraído por el negocio, piensa bien como vas a poder reflejar mejor las virtudes del mismo, y cómo te vas a sentir más cómodo defendiendo el proyecto. Si ante el primer comprador falla, si tienes la sensación de haber fallado, vuelve a repasar el proceso de presentación hasta lograr el objetivo.

Tags:

Categoría: Trámites

Deja un comentario


Logo FinancialRed