La motivaci

Cada uno de nosotros tenemos nuestra motivación para emprender. A algunos les llama la independencia. A otros, la autonomía, también están los que la llaman posibilidad de ganar dinero.

Pero existe un grupo de gente para los cuales es una cuestión de vestuario. Lo cuenta Libertacom:

“Si tengo que definir en un objetivo mis motivaciones al lanzarme como autónomo-empresario, lo dejo en: Conseguir no tener que llevar nunca corbata.
Me parece una prenda inútil y un símbolo de sumisión. Al jefe, a la empresa, al dinero, … me da igual. Mi aspiración es hacer algo grande sin necesidad de tener que llevarla. Supongo que eso pasa por ser tu propio jefe. Son los únicos que se pueden permitir tener puestos de responsabilidad e ir vestidos como les de la gana.”

Un consejo de esta redactora, es que la motivación basada en que trabajando solo se trabaja para uno mismo es una mentira, ya que de lograr esa independencia se trabajará para los clientes. Siempre se trabaja para alguien, con un motivo.

Pero tener una motivación no está mal, de hecho, sirve para poder decidir y empezar la puesta en marcha.

Buscar la propia motivación es también conectarse con el propio proyecto y descubrir a donde apunto nuestro emprendimiento. De donde partimos, por donde vamos y hacia donde deberíamos llegar.

Una motivación también puede ser el simple hecho de ser emprendedor, convertir en negocio propio el trabajo que ya se esté realizando.

Como siempre, cada uno tiene la suya. ¿La tuya cuál es?

Categoría: casos de éxito, Emprendedores, Puesta en marcha, Reflexiones sobre emprendizaje

Comentarioss (6)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Esteban dice:

    Poder ir a trabajar en vaqueros y deportivas.

Deja un comentario


Logo FinancialRed