Publicidad

El empresario insomne

“En las épocas en las que los cambios de la coyuntura ocasionan grandes pérdidas en los negocios y tanto el patrimonio como el honor del empresario se hallan en juego, su espíritu está dominado por una sola idea: ¿cómo evitar la desgracia? Y el sueño huye de su lecho… pero las noches del empresario no son improductivas. En ellas concibe planes y encuentra ideas para evitar su desgracia, que al administrador asalariado… le quedarán para siempre ocultas, porque únicamente surgen cuando todas las fuerzas espirituales alcanzan la máxima tensión dirigidas hacia un solo punto… Así, también, el empresario se convierte, por sus angustias, en inventor y descubridor dentro de su esfera”

Esta frase la cita el profesor Juan Velarde, en un artículo escrito para ABC (reproducido en esta otra web), y corresponde al economista von Thünen (1783-1850).

Los desvelos del empresario como fuente de desarrollo. Una verdad como un templo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *