Publicidad

El autoempleo no merece financiación

Al menos, desde el punto de vista de los inversores. Ésta es la conclusión a la que podemos llegar tras escuchar las intervenciones de Rodolfo Carpintier y Luis Martín Cabiedes (dos de los más relevantes inversores particulares o business angels) en el marco de la jornada sobre “Inversión privada en Nuevas Empresas de Base Tecnológica” (de hecho, Rodolfo explicita su posición en su blog).

Los proyectos calificados como de “autoempleo” son aquéllos que están planteados para generar una rentabilidad suficiente como para pagar unos salarios decentes al emprendedor y a su pequeño equipo de colaboradores… pero que no van más allá. Y ésos no son interesantes para los inversores.

Es lógico, sobre todo si atendemos al matiz que muy claramente se expresó a lo largo de las jornadas. El calificativo de “ángel” no es el más adecuado, porque tiene unas connotaciones de altruismo que no se corresponden con la realidad. Los “business angels” son inversores, no mecenas. No quieren financiar a fondo perdido ningún proyecto, sino que quieren obtener pingües beneficios en sus operaciones. Y para ello, necesitan proyectos ambiciosos, con capacidad para facturar y generar beneficios muy por encima de las necesidades del emprendedor. Necesitan que, además de pagar al emprendedor, haya una cantidad considerable de beneficios para retribuir a los accionistas.

Por lo tanto, a la hora de planificar las necesidades financieras de un emprendimiento y, sobre todo, las fuentes a las que recurrir para obtener esa financiación, hay que tener claro qué tipo de proyecto se está poniendo en marcha, y asumir que salvo que se ofrezcan grandes y ambiciosas perspectivas, no vamos a tener acceso a determinadas fuentes de financiación. Simplemente, no les interesa.

“En un plan de negocio, una facturación de 180.000 euros en el año 3 es una señal para dejar de leerlo”.

¿Y vuestros proyectos cómo son, carne de inversores o puro autoempleo?

Publicidad

9 responses to “El autoempleo no merece financiación

  1. Tampoco nos dejemos comer la moral… Es cierto que muchos proyectos son de puro auto-empleo (y algunos no llegan ni a eso), también es cierto que es más común que los proyectos pequen de falta de ambición que de lo contrario, ahora, no les hagamos el juego a los inversores, que al final simpre están mirando por su interés, como es lógico, y no por el del emprendedor.

    El proyecto tendrá la ambición que el emprendedor quiera que tenga. Puede ser la próxima idea que cambiará el mundo, o una panadería boutique en tu barrio. Y eso lo decides tú en función de un montón de condicionantes, muchos de los cuales son irrelevantes (o incluso contraproducentes) para un inversor.

    Ahora, lo que tampoco tiene sentido es que pretendas que Sequoia Capital invierta en tu panadería… Y para la mayor parte de los negocios tipo autoempleo, en realidad no hace falta financiación de terceros y sí arriesgarte tú y dejarlo todo durante un tiempo para lanzar tu empresa.

  2. Creo que el autoempleo se crea símplemente para sobrevivir, con lo cual no es nada atractivo para ninguna persona invertir en esto (al menos yo no lo haría). Sin embargo un proyecto que se vea ambicioso – aún cuando los beneficios no aparezcan tan pronto – despierta el interés en los inversores, y pienso que no solamente se debe a la rentabilidad que podría obtener, sino también porque muchos de los business angels tienen espíritu emprendedor y quieren ser parte de esta nueva aventura.

  3. Quizás el tono de mi post (o del titular) pueda confundir… no estoy “quejándome” de que los inversores no inviertan en autoempleo. De hecho, lo entiendo y me parece tremendamente lógico. Lo que creo es que hay muchos emprendedores “despistados” que creen que alguien se va a volver loco por financiar su boutique-panadería.

    Aquiservicios, desengañate: el inversor (llámale business angel si quieres) va por la pasta. Punto. A pegar el pelotazo. Al menos, eso dijo Luis.

  4. Yo me pregunto que efecto tiene esta transparencia en cuanto a los criterios de inversión a los wannabemprendedores.

    Cuántos pensarán: Si Cabiedes@Carpentier no invierten en los proyectos de autoempleo, tengo que evitar que mi BP no sea de esta categoría. Así que, a inflar las previsiones a lo máximo. Tienen que ser millones de facturación y cientos miles de EBIDTA en tercer año…

    Ojalá me equivoque, pero preveo aumento cierta inflación de números de Business Plans presentados y más tiempo necesario por parte de los inversores para filtrar la paja.

    Y eso que la lógica de no invertir en proyectos con poco potencial de crecimiento me parece muy correcta.

  5. Hombre, yo creo que si algo tienen bien desarrollado esta gente es el “ojo” para ver cuánto hay de posibilidades reales en un plan de negocio y cuánto hay de “cifras puestas para inflar”. Creo yo.

  6. Siendo medio empleado, medio re-empleado, otro medio autoempleado, y por otro lado otro medio inversor, al final llegas a comprender que un business angel busca lo mismo que tú: Tú tienes un plan de empresa y él tambien.

    Y es que tú tambien eres medio de cada cosa.

    Propietarios de Terrenos: el Blog

    Saludos!

  7. No creo que la posición de Carpintier sea para rasgarse las vestiduras. Es obvio que la inversión en una startup supone mucho riesgo y el riesgo debe ser retribuido. Si coloco mi dinero en la bolsa es porque espero sacar más rendimiento que si lo coloco en letras del estado, y obviamente asumo más riesgo. Si en lugar de jugar a la bolsa invierto en una startup es porque espero sacar aun más. El problema en este país es la cultura de aversión al riesgo (hijo, hazte funcionario).

    Lo cierto es que muchos proyectos en españa son poco ambiciosos y muchos creo que no llegan ni al autoempleo, puesto que no pasan de ser meros proyectos creados en ratos libres.

    Vemos proyectos orientados al autoempleo en los que el propio emprendedor ni siquiera piensa invertir (el pone el trabajo y la idea) e ilusoriamente espera el inversor o la subvención que impulsen su proyecto o le permitan abandonar la seguridad de su trabajo habitual.

  8. yo estoy con Julio Alonso, con en función del emprendedor, este puede no necesitar un business angel, ya que si lo que quiere es abrir su tienda pequeña e ir tirando y no necesita nada más, pues logicamente no todo el mundo necesita tener grandes ideas y proyectos interesantes para hacer autoocupación y tienen suficiente con vivir…

    saludos

  9. Al atuoempleado le cuesta pensar en una “salida” economicamente fuerte desde el lado de los inversores, porque se hace propio de su trabajo y cuesta mucho valorarlo ( o hacerlo valorable para el ojo del inversor ). Es por esto que el AE confunde inversión con financiación. Como dice al inicio del post “En un plan de negocio, una facturación de 180.000 euros en el año 3 es una señal para dejar de leerlo”.
    En mi opinión un proyecto debe encararse desde el principio con una fuerte salida para el emprendedor y/o autoempleado y para el/los inversionista/s, y de esa manera evitar que al tiempo tenga que salir corriendo a buscar financiación (inversores).
    Por otra parte el AE tiene que saber vender su proyecto, el inversor nunca tocara tu puerta al menos que ya seas grande o tengas el terreno ganado, y, si eso sucede, seguro que ya resolvieron su salida antes que la tuya, es por esto que recalco, debes pensar en tu salida y la del inversor.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *