¿Cuánto cuestan los errores al emprender?

| 2015/05/05 | 0 Comentarios

Los errores en el emprendimiento son una parte más del hábitat en el que el emprendedor se mueve. No en vano la tasa de fracaso en las estartap realmente elevada, obviamente, fracasos motivados por errores. Sin embargo, también existe la posibilidad de errores parciales que suponen un coste severo a la empresa en desarrollo, pero, de los que se puede no sólo extraer conclusiones sino tratar de obtener un nuevo enfoque y reorganización del proyecto.

Startup Academy ha realizado un estudio alrededor de estos errores comunes descubriendo, a través del análisis de diferentes proyectos de emprendimiento, la media de gastos y ganancias y contabilizando fallos y pérdidas a lo largo de toda una anualidad. De estos datos se extraen conclusiones muy interesantes.

Crear empresa

Para un mejor manejo de la información dividiremos el post en dos grandes grupos; por un lado los errores que perfectamente te pueden costar el negocio completo, por otro lado los errores de los que tienes posibilidades de recuperación de tu proyecto.

Errores que te cuestan el negocio

El estudio ha valorado un coste global de unos 250,000 euros y los años perdidos de trabajo cuando considera que el error puede llegar a costar el negocio, por tanto, no detallaremos este aspecto en cada uno de los puntos. Repasaremos los principales errores que directamente te pueden costar el negocio.

  • Creer que la idea vale dinero: Es un error tremendamente común, una buena idea puede ser muy valiosa, pero, no significa que vaya a cuajar necesariamente en un buen negocio. La historia del emprendimiento está llena de buenas ideas que no encontraron mercados o, simplemente, no llevaron realmente a convertirse por los negocios. No realizar un cálculo real de lo que la idea puede suponer en los mercados y una valoración exacta de la posible demanda de los servicios o productos que ofrecemos es uno de los caminos directos a perder el proyecto.
  • No saber defender bien el proyecto: Este es otro error muy común, y, además, uno de los que genera un alto índice de fracaso, e incluso más aún, un alto índice de ideas que ni siquiera acaban pasando las diversas fases de emprendimiento. No saber defender y presentar el proyecto es simplemente no poder acercarnos a inversores, clientes potenciales, mentores… es decir, no atender a las características principales que todo negocio necesita. El coste es obvio.
  • No manejar bien los tiempos del lanzamiento: también es un error común, sin embargo, en este caso, más justificado. Un lanzamiento apresurado o un lanzamiento demasiado tarde pueden ser igual de malos y, perfectamente, pueden acabar con las expectativas del negocio. Trabajar sobre un proyecto prematuro puede acarrear no ser en absoluto competitivos en relación al mercado, excedernos en el desarrollo de un proyecto puede transformarse en ser superados por la competencia. El resultado aunque más complejo de valorar, generalmente será el fracaso.
  • No gestionar bien el crecimiento: Este es un error tremendo que suelen cometer proyectos empresariales que arrancan de manera positiva pero, a corto plazo, son incapaces de manejar la gestión del crecimiento de manera adecuada. Esto lleva a o bien un estancamiento del crecimiento, a la larga siempre negativo, o, peor aún, a una sobredimensión del crecimiento que acaba con muchas posibilidades de quiebra económica por exceso de gastos. En general es otro de los motivos que puede perfectamente costarnos la empresa.

Errores al empreder

Errores que te cuestan tiempo y dinero

En este apartado vamos a recoger algunos errores comunes en las primeras fases de una estartap, que, en este estudio, se encuentran incluso valorados económicamente, aunque, con cifras promedio, lo cual indica que lógicamente el impacto puede ser superior o inferior aunque en todos los casos cometiendo estos errores existirá un impacto.

  • No saber gestionar los pequeños reveses: esperar que en un proceso de emprendimiento todo vaya sobre ruedas es mucho esperar. Lo común será encontrarnos con problemas y reveses que deben ser respondidos de manera eficaz por el emprendedor y su equipo. No saber gestionar estos pequeños fracasos, no distinguir bien por ejemplo que áreas o que detalles han fallado o no funcionado nos puede costar un buen dinero que el estudio cuantifica en el entorno los 50.000 euros y una perdida global de seis meses.
  • No elegir el mejor equipo posible: el emprendedor debe saber rodearse de los mejores compañeros de viaje en relación al proyecto, no a su persona. Esto es un error habitual ya que buena parte del emprendimiento base de impulsos individuales y las relaciones relativamente lógicas tienen que ver con la afinidad (inicialmente) más que con la eficacia. Dejarse llevar por estos parámetros puede ser un problema, ya que, un mal equipo puede generar problemas internos lo suficientemente serios como para costar tiempo y dinero al proyecto.
  • No conceder importancia a todos los detalles de la publicidad:esto siempre ha sido muy importante, pero en la actualidad es básico. Las posibilidades que Internet ha abierto, por ejemplo las redes sociales, ha generado un campo de acción enorme, pero, solemos cometer el error de focalizar exclusivamente en ellas los proyectos de emprendimiento, esto, puede resultar para algunos proyectos pero no para todos. Necesariamente debemos valorar el marketing como un conjunto de herramientas y visualizarlo siempre de esta manera. Una mala gestión publicitaria es también una pérdida de dinero segura así como una merma en las posibilidades de competitividad en el mercado.

Tags: ,

Categoría: Emprendedores, Reflexiones sobre emprendizaje

Deja un comentario


Logo FinancialRed