Publicidad

¿Cuánto cuesta poner en marcha una startup?

Fundar una empresa en España no es un camino de rosas. Los trámites y los costes pueden hacer que más de uno se lo piense un par de veces a la hora de decidirse a emprender. En 2011, España se coronaba como el peor país para emprender de toda la OCDE; a día de hoy, en 2015, hemos escalado algunos puestos situándonos más cerca de la media.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, dependiendo del objetivo que tenga la startup los costes pueden variar. Por ello es fundamental que se conozcan al detalle las tasas y los costes añadidos al sector en el que se mueve nuestra actividad.

startup-glossary

PRIMER PASO: CONSTITUIR LA EMPRESA

El primer paso es constituir la empresa. Para ello, tendrás que acudir al notario y pagar las tasas oficiales. Las tasas dependerán del montante de la operación, su carácter y el número de páginas de las que conste. Teniendo en cuenta la oferta de asesorías y notarías vigente en la actualidad, lo mejor es que comparar precios antes de decidirse por una opción.

Para ahorrar costes muchas personas optan por iniciar su actividad como autónomos, ya que los gastos asociados son los relativos a la seguridad social, y además puedes deducir el iva de las facturas que presentes. La cuota media de autónomo ronda los 300€, pero dependiendo de determinados factores como la edad, podrás acogerte a una tarifa reducida.

Lee también:  Cómo hacer un buen ‘elevator pitch’

Si por el contrario quieres constituir tu empresa como una sociedad limitada, el mínimo que necesitas son 3.000€, a los que tendrás que añadir el gasto de la notaría, unos 300€ aproximadamente y otros gastos de registro por previsión de fondos, que suponen unos 200€. Por otro lado, legalizar los libros de contabilidad, de socios y de actas, tiene un coste anual de 50€. Según la facturación que vayas a tener te interesará más ser autónomo o constituir una sociedad, son cosas que se deben de valorar llegado el momento.

slide_catchingup

OTROS GASTOS ASOCIADOS

Otro gasto al que tendrás que hacer frente es el relativo al registro de la propiedad intelectual de tu marca. La cuota hay que renovarla cada diez años y a nivel estatal, es decir registrando la marca solo en España, tiene un coste de 150€, mientras que si prefieres hacer el registro a nivel internacional, tendrás que hacer frente a un coste de 900€.

Si vas a desarrollar tu actividad en un local, además de la mensualidad, la reforma, etc., Tendrás que abonar una tasa por licencia de actividad, puede superar los 1.000€, y el impuesto de actividades económicas (IAE). En algunos casos, si el local es de tu propiedad seguro que es así, también tendrás que afrontar el IBI y el impuesto de residuos.

La contratación de personal, becarios, reformas,… También son gastos a tener en cuenta y que si no se dispone del capital inicial suficiente, puede hacer que los primeros pasos de la startup sean cuesta arriba. Por este motivo, y para evitar sobresaltos, los expertos recomiendan disponer de un remanente para hacer frente a cualquier imprevisto.

En resumidas cuentas, además del capital inicial, y sin contar los gastos de local o personal, para poder hacer frente a las primeras gestiones y trámites hacen falta en torno a 4.000€ o 5.000€.

También te puede interesar:

Se buscan las 10 mejores startups que ofrezcan soluciones al problema del agua
Funciones de las finanzas empresariales
¿Sabés cómo presentar tu proyecto a los inversores?

Fuente imágenes: sujanpatel.com / brainsisn.com

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *