Si un jefe narcisista cobra más, ¿nos ofrece mejores resultados?

| 2015/04/20 | 0 Comentarios

El pasado año Larry Ellison, conocido tanto por su trayectoria  al frente de Oracle como por sus excentricidades del millonario, volvía a ocupar hasta el anuncio de su retirada una plaza de privilegio entre los CEOs mejor pagados del mundo con ingresos superiores a los 78 millones de dólares, en un ámbito en el que los más de 60 directores ejecutivos de su equipo perciben salarios por encima de los 20 millones de dólares anuales. Se puede perfectamente tomar el modelo de personalidad y de gestión de Ellison como un modelo narcisista, que por lo visto, es capaz de convencer a los consejos de administración para recibir estos sueldos multimillonarios, sin embargo, la duda es si este tipo de perfil realmente ofrece mejores resultados que un jefe no narcisista.

Una investigación realizada por una profesora de la Universidad de Stanford muestra que la influencia de la personalidad narcisista y agresiva en relación a sus propias supuestas cualidades es decisiva en la obtención de estos sueldos estratosféricos.

CEO

Según este estudio aquellos directores generales con personalidades narcisista se atribuyen salarios más elevados que, no sólo otros directores de empresas, sino que ni siquiera respetan la proporcionalidad dentro de sus propios equipos de trabajo, estableciendo brechas de retribución muy importantes.

3 estrategias de negocio extrañas (pero lógicas)

A esto hay que añadir que, ahí tenemos el caso de Ellison, cuanto más tiempo ha ocupado el cargo un CEO narcisista aumenta mucho más la brecha salarial.

El jefe narcisista

Realmente la personalidad de un jefe narcisista no se diferencia en mucho de la de cualquier persona con esta característica; se trata de alguien que posee una desmesurada confianza en sí mismo, un sentido del derecho propio basado en dicha confianza, cierta tendencia al exceso y la megalomanía y muy poca empatía.

Generalmente se asocia mucho el narcisismo con el liderazgo ya que en principio se ajusta a algunas cualidades prototipo de este como la confianza en sí mismo, la energía y el carisma derivado de ambos.

Aplicado al mundo de la empresa esto reporta generalmente en un modelo de gestión en la que responde al CEO responde a grandes impulsos personales y no tiene excesivos problemas en utilizar la manipulación o la imposición si se trata de aplicar sus ideas.

El estudio sobre los CEOs Narcisistas

El citado estudio se centraba la investigación sobre 32 grandes empresas tecnológicas que cotizan en bolsa de Estados Unidos tratando de localizar a los jefes narcisistas  entre los directivos de estas empresas

Los resultados no son excesivamente sorprendentes, pero sí bastante determinantes.

En primer lugar se establece una relación directa entre el mundo de la alta tecnología y las grandes empresas con la presencia de jefes muy narcisistas, en parte debido a la política del premio a aquellas personas que defienden visiones personales por encima de todo dispuestas a asumir grandes riesgos, algo relativamente implícita la personalidad narcisista.

Los contratos de compensación vinculados a los resultados que permiten convertirse un punto salarial determinado trampolín de sueldos estratosféricos, están a la orden del día en Silicon Valley y desde luego son un perfecto caldo de cultivo para el narcisismo llevado al extremo en la dirección de una empresa.

Sin embargo, y probablemente para desilusión de más de un consejo de administración, el estudio también se muestra concluyente al demostrar que las empresas con altos jefes excesivamente narcisistas (y los más elevados) no presentan un escenario de desempeño significativamente mayor que las empresas dirigidas por CEOs no narcisistas (y con menores sueldos)

Más allá incluso, el estudio muestra que el establecimiento de estas brechas salariales, que como vemos no se traducen en beneficios significativos para el conjunto de las empresas, se relaciona de manera muy directa con una debilidad moral de los equipos, una mayor rotación de las personas y una fidelidad mucho menor a los puestos y responsabilidades.

Categoría: Un buen Líder

Deja un comentario


Logo FinancialRed