Publicidad

Ciencia sin tijeras

Titulo esta entrada como apoyo a la iniciativa La ciencia española no necesita tijeras. Para quien no lo sepa, es un movimiento surgido espontáneamente del blog de Javier Peláez, a raíz de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2010. En estos presupuestos uno de los ministerios donde se recortan los ingresos es el de Ciencia e Innovación. Desde nuestro punto de vista, incomprensible: ¿cómo vamos a afrontar los cambios estructurales que, indudablemente, necesita España, si gastamos menos aún (ya se gasta poco) precisamente en las actividades científicas y tecnológicas que deberían sacarnos de la senda del brick & mortar en que llevamos metidos desde hace más de cuarenta años?

Aprovechando la ocasión comentaré otra jugosa noticia de hoy mismo y que tiene que ver con esto y con quienes apostamos por internet como soporte de negocio: Internet desperdicia clientes. Resulta que el desarrollo del comercio electrónico en España está estancado no porque no haya compradores, sino porque ¡no hay vendedores! ¿Sorpresa? En absoluto, pues es una consecuencia más de la falta de carácter innovador que caracteriza a nuestro tejido empresarial y de la chapuza nacional. Muchas PYMES dan el paso de estar en internet y para ello echan mano “de un primo que sabe de esto” o, pero aún, del típico piernas con poca cualificación y en situación irregular que por unos pocos cientos de euros les monta la cojo-tienda-online. Ya sabemos que las PYMES siempre tienen pocos recursos (a mí me lo van a contar…) pero la implantación de un portal web con comercio electrónico es muchísimo más barata que el montaje de cualquier local comercial en la calle. ¿Habrá otros factores? Bueno, que la Administración se gaste millones en promocionar el desarrollo de webs por menos de 100 euros (Ninguna Empresa sin Web, Plan Avanza) pero complique hasta el absurdo la obtención de subvenciones o financiación para proyectos tecnológicos, o que los bancos sigan con el puño apretado tampoco ayuda mucho ¿no? También se le echa la culpa a la incomprensible legislación española sobre protección de datos personales y demás (LOPD, LSSI,…) pero lo cierto es que se cumple poco y mal, así que no creo que por ahí haya demasiadas trabas.

Otra noticia de hoy es que los fondos públicos para subvencionar la venta de coches se están acabando antes de tiempo. Para eso si hay dinero, y seguramente habrá más. A cualquier españolito le dan 1.000 euros para que se compre coche nuevo, pero a un autónomo o PYME no se le dan 1.000, ó 2.000, o se le financian a interés razonable 5.000 para que tenga un portal web como es debido.

Nuestro problema no es que haya o no haya tijeras, sino en qué manos están y qué tela cortan. Quizás algunos deberían leer ese magnífico cuento de Andersen: El traje nuevo del emperador.

Publicidad

One response to “Ciencia sin tijeras

  1. Totalmente de acuerdo, en este país parece que lo único que interesa es lanzar iniciativas llamativas para atraer votantes pero sin un contenido de fondo, sin una estrategia innovadora detrás y, sobre todo, sin pensar en el futuro a largo plazo de una economía que hace aguas por todas partes. Todos los economistas lo dicen desde hace años: hay que apostar por la I+D, por la innovación, por otras fuentes de ingresos que suplan el tradicional binomio turismo-servicios. ¿Y? Oídos sordos, oídos sordos… Una pena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *