Publicidad

Autoempleo y franquicias

En un período como el actual en el que el desempleo campa a sus anchas en nuestro país y la búsqueda de trabajo se ha convertido sin duda en una de las preocupaciones más importantes para nuestros conciudadanos, la vuelta de algún modo al concepto de autoempleo está resultando sin duda una opción más que viable para aquellas personas que buscan generar su propio puesto de trabajo tratando precisamente escapar de las condiciones de un mercado laboral realmente complejo, algo que puede reflejarse buena medida el concepto de franquicias y la evolución de las mismas en nuestro país en los últimos años.

Si hacemos caso a los datos del último trienio comprobaremos como el número de franquicias que operan en nuestro país no ha dejado de crecer en los últimos años, de manera no excesivamente espectacular (un 1,4% de crecimiento en 2013 con respecto a 2012 como ejemplo) pero si sostenida.

Errores del emprendedor antes de emprender

franquicias

En los citados datos del cierre del año 2013 resultaban 900 las marcas de franquicias activas en nuestro país, aportando un conjunto de más de 60.000 puntos de venta, con un crecimiento como decíamos con respecto al año 2013 del 1,4% que vive a representar por otro lado la creación de algo más de 3000 puestos de trabajo.

Resulta muy interesante de la lectura de todos estos datos extraer el hecho de que el 85% de estas marcas de franquicias activas y operando en nuestro país resultan ser precisamente de origen español, mientras que el otro 15% de marcas de franquicias extranjeras tienen como principal referente a países como Estados Unidos o Francia.

Debemos también tener en cuenta que un porcentaje muy importante de estas franquicias, algo más de 50%, concentra sus actividades en el sector terciario, presentando además el mayor nivel de aperturas en el pasado año 2012, con el 81% de estas aperturas, y convirtiéndose de esta manera en el sector en el que la franquicia en nuestro país ha mostrado un crecimiento mayor.

En datos económicos, las franquicias, que vienen a suponer algo más del 10% de los locales minoristas en España, presentaban una facturación de 18.153 millones de euros, lo que frente a las ventas del comercio minorista llega a representar un 8,4%, presentando además un mejor comportamiento en lo que a la reducción de ventas frente al comercio minorista se refiere, ya que éste presentaba en 2013 un retroceso de 7,8% mientras que el retroceso de las cadenas franquiciadas de media presentaba un retroceso 5,8%, dos puntos porcentuales realmente importantes en un momento como el actual.

 

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *