11 cuestiones financieras que debes valorar antes de convertirte en una madre emprendedora

| 2015/03/20 | 0 Comentarios

Si comprobamos el panorama del emprendimiento en nuestro país durante los últimos años las cifras no engañan: cada vez emprendemos más  y  los nuevos proyectos de auto empleo y las estartap crecen proporcionalmente año tras año. Una parte muy importante de todo este impulso emprendedor pertenece por supuesto a la mujer, grupo en el que además la presencia de mujeres emprendedoras con hijos es también relevante. Sin embargo, si para cualquiera es complejo lanzarse a emprender, las madres emprendedoras deben prestar especial atención a aspectos diversos del proceso, entre ellos los financieros.

En general vamos a encontrar coincidencias en prácticamente todas los necesidades entre todos los perfiles de emprendedor, pero, en casos 2tan específicos como este es cierto que hay que contemplar algunos matices que añadir a la generalidad. Vamos a dar un repaso a 11 cuestiones relacionadas con las finanzas orientadas desde la perspectiva doble de madre y emprendedora.

Madre

¿Sabes cuánto cuestas los errores al emprender? en este post lo valoramos

1 – Habla de dinero

Obviamente no es lo único por lo que se toma la decisión de emprender pero sí uno de los motivos fundamentales. Da igual que llegues al emprendimiento tras cesar en un trabajo por cuenta ajena o desde el desempleo, en todos los casos necesitas tener claras cuestiones como que vas a dejar de tener un sueldo fijo (o vas a pasar a tener ingresos si no los tenías)

En cualquier caso es un elemento lo suficientemente importante como para tener metes personales, efectivamente, pero también para comenzar a tener claras cuestiones que no sólo que afectan a ti, seguros, pagos comunes, facturas

2 – Números reales

Guste más o menos generalmente la mujer mantiene una mejor perspectiva sobre los gastos que genera el núcleo familiar, esto es así (y no debiera)  incluso cuando la pareja mantiene actividad profesional. Esto, que no siempre es un plato de gusto, en este caso te va a dar una perspectiva muy positiva a la hora de hacer un cálculo real de los números en el comienzo de tu aventura del emprendimiento. Sobre todo porque no sólo debes centrarte en un cálculo de los números en relación al proyecto sino también en la influencia directa que van a tener sobre la economía doméstica.

 3 – Plantea un fondo de maniobra

A partir de lo anterior resultará evidente el hecho de los posibles impactos que un mal arranque del proyecto pueden tener sobre la economía doméstica. Plantear un colchón que soporte este escenario es siempre importante y desde luego, en el caso de mujeres emprendedoras con hijos a su cargo y sin pareja lo es más aún. Es complicado dar una cifra exacta de lo adecuado como colchón para momentos duros en los comienzos del emprendimiento, sobre el papel una cifra que equivale a unos seis meses de gastos habituales debiera ser suficiente, pero, más allá, lo verdaderamente recomendable es plantearse no sólo tener este colchón si no ahorrar todo lo posible durante las primeras fases del emprendimiento.

4 – Revisa tu proteccion

El emprendimiento te va a suponer un cambio muy importante desde el punto de vista de los beneficios que se suelen asociar con la empresa. Para ti un día de baja ya no va a ser lo mismo, del mismo modo que no lo serán las vacaciones, un posible accidente, todos estos elementos van a cambiar de manera sustancial y por ello se hace necesario que revises bien tus niveles de protección y coberturas, incluyendo aquí por supuesto seguros médicos, seguros de baja, y, en definitiva cualquier cobertura que consideres que puede llegar a ser importante para ti.

mujer trabajando

5 – Ten metas y objetivos pero de manera realista

Se suele afirmar que la mujer emprendedora, más si es madre, suele ser muy pragmática a la hora de analizar metas y objetivos, es decir, se supone que tienes los pies en la tierra y que las implicaciones que un fracaso supone las visualizadas de manera más clara que otros grupos de emprendedores. Sea como sea es realmente una necesidad tener unas previsiones realistas, y, si es posible incluso un poco a la baja. Es preferible calcular los ingresos con un cierto margen de disminución sobre nuestra previsión primaria, esto es recomendable en cualquier escenario y ante cualquier tipo de emprendedor, básicamente, porque tenemos una tendencia innata a minusvalorar el conjunto de gastos y a sobrevalorar nuestras posibilidades de ingresos.

 6 – ¿Estas gestionando tus deudas?

 Este es un punto muy importante. En muchas ocasiones se llega al emprendimiento por una mezcla de circunstancias que hace que aparezca como una opción solida para escapar de situaciones complejas. Esto puede ser así perfectamente, no es un punto de partida erróneo si se tienen las materias primas y las herramientas para crear y afianzar el proyecto, pero, de ningún modo puede ocultar el bagaje que traigamos con nosotros. No tener una buena  gestión de la deuda significa que a corto plazo esta deuda va a salpicar nuestro nuevo proyecto casi con toda seguridad. Se hace pues imprescindible plantearse cómo gestionar la deuda y, más aún, en la medida de lo posible compartimentar la para que afecte lo mínimo a nuestro nuevo proyecto.

Emprendedora7 – Seguro de vida

Puede que ya lo tengas, si es así lo único que necesitas realmente es revisar las condiciones y cuantía del mismo. Si no tienes un seguro de vida obviamente vas a necesitar plantearte muy seriamente su contratación. Desafortunadamente nadie puede prever el momento en el que le puede sobrevenir un accidente o incluso el fallecimiento. El impacto que sobre  tus hijos y el conjunto de tu familia puede tener un acontecimiento de estas características es muy evidente en lo emocional, pero, seguramente también muy importante en lo económico. La cuestión es bastante clara y no parece necesario profundizar mucho más.

8 – Jubilación

Siempre parece demasiado pronto para empezar a pensar en la jubilación. Mantener esta actitud suele traducirse en comenzar demasiado tarde el ahorro para complementar nuestros ingresos derivados de pensiones durante la jubilación. En nuestro caso hemos elegido un modelo de trabajo en el que si ya el retiro futuro parece poco halagüeño desde punto de vista de las pensiones para los trabajadores por cuenta ajena, para los trabajadores autónomos esto es incluso peor. La necesidad de buscar alternativas de ahorro que a futuro nos permitan tener una perspectiva en la que podamos mantener nuestra calidad de vida hoy por hoy es estrictamente una necesidad.

9 – Prueba y fallo

No siempre va a ser posible, pero, si se presenta la oportunidad resulta muy interesante el hecho de plantear escenarios en los que puedas desarrollar previamente parte de la idea con la que esperas emprender de manera profesional. Esto probablemente resulten más adecuado para proyectos tipo trabajo freelance donde incluso pudo ser compatible comenzar a realizar pruebas a la par que se desarrolló un trabajo por cuenta ajena, lo cierto es que, si puedes, es el mejor indicativo posible para entender a lo que te vas a enfrentar casi de manera inmediata.

10 – Este es tu salario…o no

No marcarse claramente todos los puntos anteriores puede devenir en una confusión importante a la hora de plantear los números generales de tu proyecto. La elección de tu salario (que no de tus ingresos por qué esos se asocian al conjunto de números del proyecto) es básica. Se corre el riesgo de asociar el ingreso neto inmediato, descontados los gastos corrientes mensuales, a ganancias netas y por tanto salario. Esto no sólo te va a dar un modelo de ingresos con diente de sierra si no también una perspectiva poco realista de tu proyecto. Es preferible que calcules un salario mínimo ajustado a los parámetros que veíamos al comienzo del artículo y te muevas en esa dirección al menos durante un periodo dentro de tu proyecto.

11 – ¿Y los niños?

Cuidado, este es uno de los errores más comunes por parte de las mamas emprendedoras. Se tiende a pensar que ser dueña del propio tiempo hace que este se extienda y que podamos disponer de mayor cantidad de tiempo libre para pasar con los niños. Incluso en el caso del autoempleo en el marco del propio hogar esto no tiene por qué ser necesariamente así, la demanda que los primeros compases del emprendimiento va a requerir de cada persona hace que sea muy difícil garantizar que efectivamente vas a tener más tiempo libre.

A no ser que efectivamente hayas construido tu proyecto alrededor de una actividad que te permite obtener más tiempo (enhorabuena) no es muy recomendable que proyectes escenarios ideales que luego pueden llevarte a la frustración (y no solo a ti) eso sí, resulta básico que dentro de toda esta maraña de previsiones reserves siempre un sitio preferencial e intocable para destinarlo a tu vida familiar y social,  esto es ley para cualquier emprendedor pero lo es más aún para las madres.

Categoría: Emprendedores

Deja un comentario


Logo FinancialRed